The Cleanest Line


El video de la lana de PETA

El video de la lana de PETA

By Patagonia   |   Aug 14, 2015 August 14, 2015

Patagonia dejará de comprar lana de Ovis 21

Queridos amigos,

Hemos pasado los últimos días revisando profundamente en nuestra cadena de suministro de lana, sorprendidos por las perturbadoras imágenes de crueldad animal que salieron a la luz la semana pasada. La asociación de Patagonia con Ovis 21 ha sido para nosotros una fuente de orgullo, por el compromiso genuino del programa con la regeneración del ecosistema de pastizales, pero este trabajo debe ir de la mano con un trato respetuoso y humanitario de los animales que contribuyen a este esfuerzo.

La parte más impactante del video de PETA muestra la matanza de animales para el consumo humano. Al igual que en la red Ovis 21, la mayoría de los ranchos comerciales que producen lana de oveja también producen carne. Dentro de esto, lo más importante es que apliquemos medidas fuertes y consistentes para asegurar que los animales que abastecen de lana a los productos que llevan el nombre de Patagonia sean tratados de forma humanitaria, ya sea durante la esquila o sacrificio. Al asociarnos con Ovis 21 tomamos algunas medidas importantes para proteger a los animales, pero no implementamos un proceso integral para asegurar el bienestar animal, y estamos profundamente afligidos de presenciar un maltrato tan horrible.

Es a partir de esto que hemos hecho una evaluación franca y objetiva del programa de Ovis. Nuestra conclusión: es imposible garantizar cambios inmediatos en las prácticas objetables en los ranchos de Ovis 21, y por lo tanto hemos tomado la decisión de que ya no compraremos lana de ellos. Esta es una decisión difícil, pero es lo correcto.

Reconstruir nuestro programa de lana – con un socio que pueda garantizar un enfoque fuerte y consistente con el bienestar animal, y al mismo tiempo fomentar pastizales sustentables – será un reto importante. Sin embargo, rechazamos la premisa de que la crueldad es esencial para la producción de lana, a pesar de lo que afirma PETA. Patagonia seguirá haciendo productos de lana, debido a sus excelentes atributos de rendimiento. Continuaremos vendiendo productos elaborados a partir de la lana que ya hemos comprado. Y seguiremos ofreciendo excelentes alternativas sintéticas para aquellos que lo prefieran, mientras seguimos avanzando en el camino para innovar e invertir en nuevos materiales y mejores cadenas de suministro. Pero Patagonia no va a comprar lana de nuevo hasta que podamos asegurar a nuestros clientes un proceso verificable que asegure el trato humanitario a los animales.

También continuaremos nuestros esfuerzos, iniciados en 2014, por liderar el desarrollo de nuevos estándares fuertes y verificables en la producción de lana, de los  que todos en la industria podamos estar orgullosos. Vamos a tomar esta situación como una oportunidad para hacer nuestro mayor esfuerzo en impulsar normas más estrictas que velen por el bienestar animal, de forma que sean integradas en la próxima Norma de Lana Responsable.

Pedimos disculpas por el daño hecho en nuestro nombre. Vamos a seguir informándoles sobre nuestro progreso en el proceso de hacer lo correcto.

Rose Marcario
CEO de Patagonia

El video de la lana de PETA

PETA nos ha mostrado imágenes filmadas desde el interior de la red de ranchos de Ovis 21, que suministra lana merino para la fabricación de nuestras primeras capas. Las imágenes son tan inquietante como todo lo que PETA publica. De cuatro minutos de duración, el video contiene material de archivo gráfico que representa el trato inhumano de corderos y ovejas; de la castración; de corte de la cola; y el sacrificio de los corderos por su carne. Vamos a entrar en detalle a continuación.

Es especialmente doloroso reconocer nuestra responsabilidad en las prácticas que se muestran, debido a que la idea original que nos llevó a participar en este proyecto colaborativo con Ovis 21 fue, además de la restauración de pastizales, la mejora del bienestar animal. En 2005, nos dimos cuenta (a través de la campaña de PETA contra los productores de lana de Australia) de la dolorosa práctica del mulesing (extirpación quirúrgica de tiras de lana junto con la piel de la oveja) para reducir las infecciones por moscas en las ovejas. Trabajamos para detener el abastecimiento de lana en el mercado abierto (y no trazable) tan rápido como pudimos, e incluso retrasamos un importante lanzamiento primeras capas de lana Merino hasta que pudimos encontrar fuentes fiables que entregaran lana recogida sin el uso de mulesing en Nueva Zelanda y Australia.

PETA ha atacado a Patagonia porque nos hace responsable de las prácticas realizadas en nuestro nombre: la lana de los ranchos que se muestran en el video es la que se hila, teje y cose en la ropa que lleva nuestra marca. Aceptamos la responsabilidad de todo lo hecho por nuestros proveedores en todos los niveles, pero especialmente en este caso. A comienzos de 2011 nos embarcamos en una estrecha colaboración con Ovis 21 para desarrollar una nueva y radical forma de crecer lana que en vez de agotar los pastizales, los renueva, que mantiene vivo un estilo de vida en la región de la Patagonia, y produce lana de calidad sin precedentes para nuestras primeras capas. Este ha sido un proyecto importante y maravilloso para nosotros.

Cuando comenzamos nuestras discusiones iniciales con Ovis 21, nos alegramos al saber que la blowflies (moscardones de la carne) no existe en la Patagonia, por lo que el mulesing no es un problema en esa zona. También quedamos encantados al aprender que los agricultores de Ovis 21 tomaban medidas para garantizar que los animales quedan con vellón suficiente para mantener el calor durante el invierno. Además, Argentina no permite la exportación de ganado ovino vivo, una práctica peligrosa. Y es necesario destacar que, para lograr la certificación de Ovis 21, los ganaderos participantes deben cumplir con estrictos protocolos en el pastoreo y la gestión del suelo; mejora del rebaño; y esquila, todos factores que deben influir favorablemente en el bienestar animal. Hemos trabajado estrechamente con Ovis 21 en su avance hacia el pastoreo holístico; sin embargo, más allá de verificar que no se produce mulesing, no hemos auditado sus prácticas de bienestar animal y no éramos conscientes de los problemas planteados en el video.

PETA no cree en el uso de animales para cualquier propósito humano; esto es una creencia que respetamos, pero no compartimos. De todas maneras, PETA juega un papel importante en la sensibilización del público con respecto a las prácticas nocivas con animales, y nosotros escuchamos cuando se descubren preocupaciones legítimas, incluso si llegamos a ser un objetivo de su activismo.

Por nuestra parte, ofrecemos alternativas a la pluma y la lana para nuestros amigos y clientes veganos. Además, hemos dedicado una cantidad considerable de recursos para el desarrollo y la aplicación de la norma más estricta del mundo para garantizar que las plumas de ganso y pato que ocupamos provengan de animales que no han sido ni desplumados vivos ni alimentados a la fuerza para producir foie gras. Nuestros requisitos fueron incorporados por el organismo de certificación independiente NSF International en su Estándar Global de Trazabilidad de Pluma.

También hemos estado trabajando en la lana. A principios de 2014 comenzamos a trabajar en colaboración con otras marcas y la Textile Exchange para desarrollar la próxima Norma de Lana Responsable, de manera que el trato de ovejas y corderos cumpla con las normas morales del siglo 21 del trato ético de los animales. Es nuestra esperanza que este estándar global, una vez terminado, proteja el bienestar animal, influya en la implementación de mejores prácticas, garantice la trazabilidad y, en última instancia, entregue a los consumidores información clara y confiable que les permita tomar decisiones responsables. PETA fue invitado por Textile Exchange para unirse a este proceso, pero se negó. El proceso incluyó la participación de otras organizaciones de bienestar animal.

Dos prácticas destacadas en el video, hay que señalar, son utilizadas en toda la industria de la lana, y por una buena razón. Castrar miembros selectos del rebaño ayuda a mantenerlo manejable y evita el hacinamiento, mientras que el corte de cola reduce los casos de infección en el ganado ovino y facilita la higiene. Lo que es fundamental es que estos procedimientos se realicen de manera humanitaria, de modo que se rijan por estándares ejecutables y uniformes.

Para aquellos que estén interesados, se puede ver el vídeo aquí (advertencia: material de archivo gráfico). También somos sensibles a las imágenes impactantes. No hay excusa para los métodos violentos de esquila o sacrificio inhumano. Estamos investigando las prácticas mostradas. Vamos a trabajar con Ovis 21 para hacer las correcciones y mejoras necesarias, e informar a nuestros clientes y al público sobre los pasos que vamos a tomar.

Pedimos disculpas por el daño causado en nuestro nombre; les mantendremos informados.

Cronología de los esfuerzos de Patagonia para construir una cadena de suministro de lana más responsable


Febrero 2005

Nos enteramos del doloroso proceso de mulesing como resultado de una campaña de PETA contra productores de lana en Australia, que también condena la “exportación en vivo” de los animales (envío y venta de ganado ovino vivo de Australia a Medio Oriente para consumo fresco).


2008

Empezamos a cambiar nuestra fuente de lana, de la compra en el mercado abierto convencional (donde la lana es imposible de rastrear y se usa mulesing), a ciertas partes de Nueva Zelanda y algunas cadenas de suministro australianos específicos en los que no se produce este maltrato. Para ello retrasamos la introducción de nuestro programa de primeras capas de lana hasta que tuvimos una cadena de suministro trazable en Nueva Zelanda y Australia, donde pudiéramos estar seguros de que no se utilizó mulesing.


Otoño 2008

Lanzamos nuestra línea de primeras capas de lana Merino, procedente de ovejas que no sufren de mulesing en Nueva Zelanda.


Noviembre / diciembre 2011

Nuestros equipos de Materiales y Medioambiente visitan los ranchos de Ovis 21 en la región de la Patagonia Argentina para determinar la viabilidad de hilo de denominación de su programa con el fin de a) apoyar un importante esfuerzo de conservación de los pastizales y b) mantener nuestra política de evitar el mulesing de ovejas en nuestra cadena de suministro.

Debido a que las infestaciones de mosca no se producen en Argentina, confirmamos que no ocurre mulesing, pero no auditamos las granjas específicamente para otros problemas de bienestar animal. Somos conscientes de que el corte de cola, lo que reduce los casos de infección en el ganado ovino y facilita la higiene, se está produciendo. No exploramos las prácticas de castración.


Otoño 2011

Comenzamos a mover el programa de primeras capas de lana Merino a Australia, con lana trazable y donde no se utilizó el método del mulesing.


2012

Seguimos con la planificación, pruebas de calidad, volumen y ensayos en la cadena de suministro que rodean la lana de Ovis 21, adoptando su fibra en más productos Patagonia.


Otoño 2012

Introducimos la lana Ovis 21 en todos nuestros calcetines y algunas primeras capas.


Febrero 2014

Comenzamos a operar como parte de un grupo de trabajo público en la búsqueda dentro de la industria de una Norma de Lana Responsable (RWS), dirigido por la Textile Exchange. La norma garantizará un enfoque responsable y coherente para el tratamiento de ovejas y corderos, que cumpla con las normas morales del siglo 21 en el tratamiento ético de los animales. Es nuestra esperanza que este estándar global, una vez terminado, proteja el bienestar animal, influya en la implementación de mejores prácticas, garantice la trazabilidad, y en última instancia, entregue a los consumidores información clara y confiable que les permita tomar decisiones responsables.

Para Patagonia y la red Ovis 21, el RWS hará hincapié en el bienestar animal como una prioridad clara, junto a la restauración de pastizales.


2014

Toda la lana de la línea Merino Performance Baselayer (primeras capas de lana Merino) pasa a ser de Ovis 21.

Comenzamos a cambiar de proveedores, para corregir la pequeña parte de nuestra lana que aún se compra en el mercado abierto (algunos gorros de lana, y el forro de lana de nuestros wetsuits).


Invierno / Primavera 2015

A través de nuestro equipo de Responsabilidad Social y Ambiental, Patagonia sigue ayudando a liderar el esfuerzo de la industria para desarrollar la Norma de Lana Responsable, participando en el Comité Directivo del Grupo de Trabajo de la Textile Exachange.


Verano 2015

Llevamos a cabo varias reuniones internas para decidir cómo comenzar el trabajo de implementación de la Norma de Lana Responsable, anticipando que el proceso finalizará en 2016.


Agosto 2015

PETA nos muestra un video que contiene material de archivo gráfico que representa el trato inhumano de corderos y ovejas; de la castración; de amputación de la cola; y el sacrificio de los corderos por su carne.

A pesar de que previamente entendimos la necesidad de adoptar una norma estricta para garantizar el bienestar animal y trabajamos por esa meta, no estábamos al tanto de todos los problemas de bienestar animal en los ranchos de Ovis 21 hasta ahora. Iniciamos una investigación urgente sobre las prácticas que se muestran en el video de PETA y nos comprometemos a trabajar con Ovis 21 para hacer las mejoras necesarias, informar a nuestros clientes y al público sobre las medidas que estamos tomando.

Panorámica de los protocolos de Ovis 21 que involucran el bienestar animal

Para ser certificado como “Ovis 21 Lana Sostenible”, los ganaderos deben adherirse a estrictos protocolos para el pastoreo y la gestión del suelo; mejora del rebaño; y esquila-tres pilares que incluyen equipamiento importante para garantizar el bienestar animal.

En resumen, estas normas estipulan:

  • Las ovejas se crían en pastizales naturales.
  • No hay mulesing.
  • No se utilizan antibióticos u hormonas.
  • Los tratamientos médicos se limitan a las vacunas y piretroides para el control de parásitos externos.
  • No hay “exportación viva” de los animales.
  • Castración y amputación de la cola, prácticas estándar de la industria que promuevan la gestión responsable del rebaño y la higiene, que se hacen a una edad temprana con técnicas diseñadas para minimizar el dolor.

En detalle, los tres pilares contienen las siguientes disposiciones:

1. Estándar de PASTO

La gestión de la tierra es un tema clave para el bienestar animal. Con nuestra gestión adaptativa, y principalmente por el uso de pastoreo holístico previsto, alcanzamos los siguientes resultados:

  • Criar en potreros abiertos, en condiciones que imitan el pastoreo natural y recrean la relación depredador-herbívoro (sin confinamiento o alimentación artificial).
  • Aumentar el forraje disponible y garantizar que cada animal tiene suficiente alimento para todo el año.
  • Aumentar la biodiversidad de pastizales, lo que mejora la calidad de la dieta.
  • Aumentar las habilidades del administrador y su atención para ser responsable por los animales.
  • Reducción de riesgos y mejor gestión en caso de sequía o de fuertes nevadas que puedan causar pérdidas de animales.
  • Mejor suministro y distribución de agua.
  • Uso de perros guardianes para ayudar a evitar la depredación por zorros y pumas, de una manera amigable con el depredador.

2. Mejora en el estándar del rebaño

  • Criar animales a cara descubierta y de contextura adecuada que se adaptan mejor en los sistemas de pastoreo extensivo. La cara descubierta asegura una visión clara durante todo el año, y se relaciona con la fertilidad y el buen estado físico.
  • Criar animales con alto nivel de grasa, factor que se relaciona con la capacidad de sobrevivir y reproducirse en condiciones de estrés climáticos.
  • Criar exclusivamente con métodos naturales (sin manipulación genética artificial)

3. Clasificación de lana y normas de esquila

  • Cumplir con la Norma Nacional Argentina en todos los procedimientos relacionados con la esquila, clasificación y empaque de lana (por encima de la norma para los rebaños avanzados).
  • La esquila se realiza usando peines o cuchillas de nieve, las que ayudan a reducir el estrés por frío y dejar más lana sobre la piel a fin de aumentar la aislación.

Comments 0

Related Articles

« »