Ir al contenido principal

Free Shipping on Orders Over $99

Orders are shipped within 1-2 business days and arrive within 3-10 business days. Need it sooner? Concerned about the environmental impact? Flexible shipping options are available.

More Details

Earth Is Now Our Only Shareholder

If we have any hope of a thriving planet—much less a business—it is going to take all of us doing what we can with the resources we have. This is what we can do.

Read Yvon’s Letter

Con Amor para las Chicas

Natasha Woodworth  /  mayo 11, 2021  /  Lectura de 4 Minutos  /  Climbing

Diseñando nuestros pantalones de escalada para mujer.

Una colección de tesoros: Para diseñar los pantalones de escalada para mujer perfectos, recurrimos a experimentadas escaladoras en busca de opiniones francas y fotos casuales. Bishop, California. Foto: Natasha Woodworth

Cuando empezamos a rediseñar nuestros pantalones de escalada para mujer, me sentía como intimidada. Recientemente nuestro equipo de diseño había recibido una serie de embates, incluidos algunos comentarios de las pruebas en terreno que básicamente decían: “Estos son los peores pantalones de escalada que hemos hecho”. Como diseñadora en Patagonia me ha tocado crear chaquetas para asegurar pensadas para atletas de élite y completos sistemas alpinos para las exigentes condiciones de las cumbres más altas del mundo. Todas ellas son experiencias apacibles comparadas con la irritación de una fuerte escaladora cuyos pantalones no calzan como deben. Y no era ella la que estaba equivocada. Por eso, sabía que teníamos que abordar las cosas de una manera diferente esta vez.

Un par de meses después me fui al Flash Foxy Women’s Climbing Festival en Bishop, California, donde Patagonia se había instalado con un puesto de reparaciones. Las asistentes al festival, cientos de fuertísimas escaladoras, fueron el focus group ideal. Tomé fotos de las mujeres que pasaron por nuestro stand y les pedí que escribieran sobre las imágenes lo que fuera que quisieran decirnos sobre pantalones. Revisando ese montón de Polaroids en nuestro estudio de diseño, en Ventura, las reflexivas opiniones que habíamos recibido de verdad me inspiraron. Algunas querían telas más duraderas, otras querían menos detalles. Muchas de ellas simplemente no podían encontrar su talla o no les gustaba cómo les quedaban. También me sorprendió que los hombres que diseñaron estos pantalones en el pasado simplificaran demasiado el objetivo que estaban tratando de lograr, reduciendo a todas las mujeres a un solo bloque monolítico.

Para resolver el problema de un calce más inclusivo, lo primero que hicimos fue agregar elasticidad a todos nuestros materiales. Luego, trabajamos en estrecha colaboración con nuestra patronista (y experta en escalada de fisuras del desierto) Allison Hendricks, para desarrollar un punto de partida que contara con la articulación necesaria para movimientos largos y dinámicos, arrastrarse sobre el trasero al subir por una chimenea y cualquier otra cosa que pudieras encontrarte. Al agregar más elasticidad a nuestros pantalones nos dimos cuenta de que podían deslizarse fácilmente sobre las caderas sin necesidad de un marrueco. “¿Por qué los pantalones siempre tuvieron marrueco?”, preguntó acertadamente Jenna Johnson, directora de Patagonia, Inc., durante una revisión de diseño. Así que eliminamos ese vestigio del diseño biológico de los pantalones para hombre.

Después de eso enviamos los diseños a nuestras evaluadoras en terreno y atletas. Entre ellas estaban Jane Jackson, que cosecha hongos silvestres en el valle de Yosemite; Jess Campbell, artista y voluntaria del cuerpo de bomberos que vive en una yurta en lo alto de las montañas que rodean Leavenworth, Washington; Döerte Pietron, aperturista de nuevas rutas en los Alpes austríacos y doctora en física con foco en investigación del cambio climático; Anne Gilbert Chase, que trabaja incansablemente los turnos nocturnos en la sala de emergencias de Bozeman, Montana; y Zoe Hart, guía y mamá de dos niños a los que cría en el valle de Chamonix, en medio de los Alpes franceses. Amé la personalidad que afloraba en cada una de sus notas: cómo un par de pantalones era perfecto para Jane en las grandes paredes de Yosemite, mientras que Döerte necesitaba algo más adecuado para rutas rápidas y con una estética europea. Reunir a cada una con los pantalones que se ajustaran a su estilo de escalada y personalidad fue la clave para crear una línea que resultara atractiva para una amplia gama de mujeres.

Cuando miro hacia atrás en este proyecto y repaso el trabajo de este increíble equipo de productos compuesto solo por mujeres, me siento particularmente orgullosa de cómo logramos acertar con la emoción–ese inefable motivo por el que siempre vas a buscar tus jeans favoritos, ese viejo suéter aunque ya esté roto, tu peto de la suerte. Secretamente, hicimos que cada par de pantalones de mujer fuera más técnico que el de los hombres. Usamos un pegado ultrasónico en las uniones importantes. Hicimos la tela más ligera. Eliminamos costuras para que el trasero y las rodillas pudieran repararse más fácilmente. También redujimos el volumen bajo la línea del arnés y pusimos cintas para ajustar los puños y entregar una mejor visibilidad de tus pies.

Eso es lo apasionante de trabajar con un grupo de mujeres inspiradoras. A veces, el trabajo imprevisto alrededor de ciertos detalles termina siendo tan innovador e importante como el objetivo propuesto desde un comienzo.

Búsquedas populares