The Cleanest Line


Grizzlies climb the high peaks of western Montana and Wyoming for nutritious army cutworm moths which can provide bears with up to half their yearly calories in 30 days—the moths act much like salmon do for coastal grizzlies. Photo: Steven Gnam
Grizzlies climb the high peaks of western Montana and Wyoming for nutritious army cutworm moths which can provide bears with up to half their yearly calories in 30 days—the moths act much like salmon do for coastal grizzlies. Photo: Steven Gnam

La extrema propuesta de caza de osos grizzly como trofeo en Wyoming atenta contra su recuperación

By Bonnie Rice   |   Sep 6, 2018 September 6, 2018

Aquí en el Gran Yellowstone ha sido un invierno largo, pero algunos anuncios de la primavera ya comienzan a aparecer, entre ellos los osos grizzly que emergen desde sus guaridas. Acabo de ver reportes del Parque Nacional Yellowstone de que una pareja de machos, los primeros en salir, estaban merodeando y buscando su primera comida en meses.

Desafortunadamente, los osos grizzly en la región del Gran Yellowstone están despertando en una realidad diferente este año. El verano pasado, a pesar de la abrumadora oposición del público general y docenas de naciones tribales, la población de osos grizzly de Yellowstone fue removida de la lista de Especies Amenazadas tras más de cuarenta años de protección.

Y lo que temíamos que pudiera pasar después, se hizo realidad. A menos de un año de que los osos grizzly fueran removidos de la lista y su manejo fuera entregado a los estados de Yellowstone, Wyoming e Idaho están planeando cazas de trofeos. Bajo un acuerdo tri-estatal, la matanza de osos se divide entre esos estados y Montana. Montana ha tomado, afortunadamente, una postura mucho más razonable y conservadora: han aprobado no cazar en 2018, citando preocupaciones por litigios y conservación.

Pero la propuesta de Wyoming —que está ahora en etapa de consulta pública— permite que dos docenas de osos grizzly mueran por “deporte”. Doce de ellos podrían ser asesinados dentro de lo que se conoce como el área de monitoreo demográfico (DMA por su sigla en inglés), un área que incluye los parques nacionales de Yellowstone y Grand Teton, y porciones de bosques nacionales alrededor de ellos, donde osos vivos y muertos son contados en función de objetivos de recuperación y la mortalidad no puede exceder un límite determinado. Otros doce serán cazados fuera de esa frontera. Dentro del área monitoreada, dos hembras y diez machos pueden ser cazados. Fuera de la línea del DMA, sin embargo, no hay límite de hembras versus machos. Eso significa que un total de catorce hembras pueden morir en la caza de trofeos 2018 propuesta por Wyoming.

A mother and her three grizzly cubs in northwest Montana. Photo: Steven Gnam

Una madre y sus tres cachorros grizzly en el noroeste de Montana. Foto: Steven Gnam

El Sierra Club se opone fuertemente a toda forma de caza de osos grizzly para trofeo, pero cualquier propuesta que permita esta cantidad de hembras muertas en un solo año es particularmente irresponsable e imprudente. La importancia de las osas en la salud a largo plazo de la población, y para la recuperación de los osos grizzly a lo largo de los 48 estados contiguos, no puede ser subvalorada. Como los osos grizzly se reproducen tan lentamente, matar hembras puede tener un rápido y perjudicial impacto en la población. A una hembra le toma aproximadamente diez años reemplazarse a sí misma en la población ya que por lo general no comienzan a tener cachorros hasta los cinco años de edad. Solo se reproducen cada tres años y típicamente dan a luz uno o dos cachorros por camada, de los cuales la mitad no sobrevive hasta la adultez. Han tomado cuarenta años de protección como especie amenazada para aumentar la población en aproximadamente 500 osos (actualmente hay cerca de 700 en la región de Yellowstone), y la tasa de crecimiento de la población ha estado esencialmente plana desde comienzos de la década del 2000, principalmente debido a niveles récord de muertes de osos grizzly relacionadas con humanos en los años recientes, incluso sin cacería.

Y bajo esta propuesta extrema, los osos grizzly pueden incluso ser cebados en algunas áreas. La pregunta es evidente: ¿Qué está mal con Wyoming?

Las autoridades de Wyoming deben entender los beneficios económicos que resultan de las millones de personas que vienen de todas partes del mundo a la región de Yellowstone solo por la oportunidad de ver un oso grizzly, ¿verdad? Bueno, parcialmente. La propuesta de Wyoming crea una pequeña zona de amortiguación alrededor del lado este del Parque Nacional Grand Teton y la carretera John D. Rockefeller Jr. que conecta Grand Teton y Yellowstone. Eso es porque el estado sabe que habría una protesta a nivel nacional como resultado de la muerte de un oso famoso, como 399, en una caza de trofeos. Las cifras del estado muestran que los ingresos por viajes de avistamiento de fauna silvestre fueron 365 millones de dólares en 2016, dos veces y media lo gastado en licencias y viajes para caza mayor. Pero, alarmantemente, no hay una zona de amortiguación propuesta alrededor del Parque Nacional Yellowstone. Esto incluye áreas en laderas de montañas en los bosques nacionales al este de Yellowstone donde los osos se congregan para alimentarse de polillas de gusano cortador, una fuente de proteína esencial para su supervivencia. Fuera de la pequeña área de amortiguación propuesta alrededor de una parte de Grand Teton, cualquier oso grizzly que cruce los límites de un parque nacional puede ser fusilado.

Idaho acaba de anunciar que también planea iniciar una caza para su parte asignada de mortalidad cinegética, que es un oso macho. Lo que es problemático es que un cazador difícilmente puede diferenciar un macho de una hembra grizzly. De hecho, muchos no pueden diferenciar un oso negro de un oso grizzly, como ha sido demostrado por la cantidad de muertes de osos grizzly por “error de identidad”  durante la temporada de caza.

Pero como la mayor parte de los osos grizzly están ubicados en Wyoming, lo que Wyoming haga es fundamental para determinar si hay continuidad en el progreso hacia la recuperación total. Francamente, la propuesta de caza de trofeos de Wyoming está diseñada para reducir la población de osos grizzly en la región del Gran Yellowstone a lo largo del tiempo y para limitar severamente su distribución fuera de un área determinada alrededor de los parques nacionales.

El gobernador de Wyoming, Matt Mead, debe escuchar la oposición nacional a su propuesta. Matar estos majestuosos osos grizzly, en la que es posiblemente el área más icónica en los 48 estados contiguos, solo para poner trofeos en la pared, no es aceptable. Recientemente, la caza de osos grizzly como trofeos fue proscrita en British Columbia, donde deambulan aproximadamente 15.000 ejemplares.

People and bears can co-exist peacefully. Photo: Steven Gnam

Las personas y los osos pueden coexistir pacíficamente. Foto: Steven Gnam

El Sierra Club y nuestros socios nos opondremos en la corte a la remoción de la protección como especie amenazada para la población de osos grizzly de Yellowstone. La regla de exclusión es defectuosa y no asegura la recuperación a largo plazo de los grizzly en la región de Yellowstone. La corte ha acelerado el proceso y ha establecido un calendario para decidir si la regla de exclusión es legal para el 1 de septiembre, justo cuando la caza en Wyoming debería comenzar y los osos están tratando de engordar antes de la hibernación. Esta decisión y esta cacería afectarán especialmente a las hembras, porque ellas necesitan ganar mucha grasa extra para ser capaces de dar a luz y mantener a sus cachorros durante la hibernación.

Bajo la protección como especie amenazada, el estado de los osos grizzly ha mejorado, pero no está aún donde necesita estar. Los osos grizzly ocupan hoy solo el 2-3% de su alcance histórico en los 48 estados contiguos. Cuatro de las seis áreas de recuperación o no tienen osos en absoluto o tienen solo unas pocas docenas, y ninguna de las poblaciones está conectada con las demás. La cacería propuesta nos hace retroceder; la persecución de los osos grizzly a través de la cacería, el cebo y otros crueles métodos cuando eran manejados por los estados fue lo que los llevó a la lista de especies amenazadas en 1975. El oso grizzly necesita nuestro apoyo hoy más que nunca. Las personas y los osos pueden coexistir pacíficamente. La caza de trofeos no debería estar permitida. En cambio, el foco debería estar en la recuperación continua y la implementación de metodologías probadas para prevenir conflictos y mantener seguros tanto a los osos como a las personas. Adicionalmente, la fallida regla de exclusión del Servicio de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos debe ser retirada hasta que puedan corregirla, para desarrollar una regla que obtenga aprobación legal y científica.

Comments 0

Related Articles

« »