The Cleanest Line


Poland’s Bialowieza Forest is one of the last old-growth forests in Europe. Photo: Janusz Korbel
Poland’s Białowieża Forest is one of the last old-growth forests in Europe. Photo: Janusz Korbel

¿Qué pasa en el bosque de Białowieża?

By Camp for the Forest   |   Feb 19, 2019 February 19, 2019

El 2017 es especial para Białowieża. Tras 20 años de campaña por la protección de este sublime bosque en Polonia, con pequeños logros en el camino, la situación ha dado un giro dramático. El último bosque prístino en las tierras bajas de Europa, declarado Patrimonio Mundial por UNESCO, un área salvaje cautivante y hogar de la mitad de los bisontes de toda Europa, está siendo devastado a una gran escala.

La excusa original para la tala fue un brote del escarabajo de corteza del abeto, lo que significó la muerte masiva de los abetos causada por la invasión de esta diminuta peste. En un bosque prístino, un brote como este sucede aproximadamente cada 10 años. El actual es bien grande, en parte debido al cambio climático (inviernos más cálidos, veranos más secos) y niveles más bajos de aguas subterráneas. La línea de los abetos se está moviendo al norte, donde las condiciones son más favorables. Y el escarabajo de corteza está acelerando este proceso. Esto no significa que no habrá abetos en el Bosque de Białowieża, pero sí significa que habrá menos cantidad de ellos.

Los abetos en descomposición proveen el hábitat para numerosas especies de musgos, insectos, aves y otros animales, a quienes se les dificulta sobrevivir en una típica plantación forestal. Este escenario silvestre es donde el carpintero de tres dedos y el búho pigmeo euroasiático se multiplican. La madera muerta es también un elemento clave para la regeneración del bosque al convertirse en un tipo de fertilizante natural para las futuras generaciones de árboles. Sin embargo, para la Autoridad de Bosques del Estado, esto más bien significa leña y, consecuentemente, dinero: Cada abeto puede ser vendido en 100-200 euros, para luego ser transformados en pallets.

Este es el motivo por el cual, por primera vez en la historia, procesadoras mecánicas fueron introducidas en este bosque primigenio. Cada una de esas pesadas máquinas es capaz de talar, trozar y pelar la corteza ¡de 300 árboles al día! Actualmente hay cinco procesadoras operando en el Bosque de Białowieża. Mientras más tiempo se queden en el bosque los árboles infectados por el escarabajo, menos dinero valen, he ahí el motivo del apuro. Aún más, las procesadoras han entrado a la parte más preciada del bosque, hogar de árboles de más de 100 años. Son esos árboles los que hacen al Bosque de Białowieża tan único. Hasta ahora, no habían estado sometidos a la silvicultura moderna, que significa talar, arar el suelo y plantar nuevas plántulas. El Bosque de Białowieża constituye solo el 0,6% de todos los bosques polacos y es el único que no fue creado con un proceso de esas características. La silvicultura conduce a una descontinuación radical de un proceso natural que ha sostenido a este bosque por más de 12.000 años.

Y esto está sucediendo justo ahora. Frente a nuestros propios ojos.

After the harvester. Photo: Marcin Nowak

Después de la cosecha. Foto: Marcin Nowak

Desde comienzos de 2017 cerca de 150.000 árboles han sido cortados en el Bosque de Białowieża. Puestos en fila, equivaldrían a la distancia entre Moscú y Madrid. Muchos de estos árboles ya habían muerto producto del escarabajo de corteza, pero aún había vida en las especies casi extintas de escarabajos, hongos y líquenes que los habitan. Algunos de estos árboles están siendo talados solo porque están en el camino de las procesadoras. Otros han sido dañados o quebrados porque la tala está llevándose a cabo rápidamente, en lugar de cuidadosamente. El suelo del bosque, que es un sistema complejo que se ha estado formando por miles de años (donde coexisten hongos, microorganismos, insectos y plantas), está siendo compactado y destruido por las enormes ruedas de las procesadoras.

Muchas personas no pueden quedarse de brazos cruzados, viendo la irreversible destrucción de este preciado bien común. Así es como comenzó un movimiento social en defensa del Bosque de Białowieża. Cuando las peticiones, alegatos, manifestaciones y argumentos científicos mostraron ser insuficientes contra la tala ilegal, se optó por la acción directa. El primer bloqueo fue el 24 de mayo. Poco después, Obóz dla Puszczy (Campistas por el Bosque) fue creado para promover acciones pacíficas que se lleven a cabo en defensa del bosque. Somos una iniciativa comunitaria, democrática e independiente, unida en el nombre de un objetivo común: detener la devastación del bosque y proteger toda su área como Parque Nacional (actualmente, solo el 17% de la parque polaca del bosque está bajo estricta protección como parque nacional, sin embargo, todo el bosque es un Sitio de Patrimonio de la UNESCO). Desde entonces, más de 20 bloqueos a maquinaria destructiva se han llevado a cabo para detener la tala y la remoción de madera desde el bosque. Los activistas bloquean las máquinas con sus propios cuerpos al anclarse a ellas o sentándose en su camino, impidiéndoles el paso. Además de los bloqueos, los activistas de Campistas por el Bosque hacen presencia de forma permanente en terreno para documentar y divulgar las acciones ilegales que suceden en el Bosque de Białowieża.

Blocking the harvester. Photo: Marcin Nowak

Bloqueando a la segadora. Foto: Marcin Nowak

Las protestas pacíficas han sido recibidas con duras reacciones por parte de los guardabosques, cuya brutalidad va en aumento. La autoridad ha llevado más de 70 guardabosques adicionales (normalmente no hay más de 10-15 en todo el bosque) con el único propósito de combatir las protestas pacíficas y asegurar la continuidad de la tala. En los últimos meses, los activistas han experimentado numerosas agresiones físicas, han sido esposados y han sido víctimas de insultos y sexismo. Algunos activistas han sido llevados al hospital directamente desde un bloqueo, con varias heridas producto de la intervención de los guardabosques.

El director del Bosque Estatal, el ministro de Medioambiente y los medios de comunicación que trabajan con ellos están oficialmente llamando a estos manifestantes pacíficos eco-terroristas, nazis verdes, neo-comunistas, etc. Los Campistas por el Bosque han sido allanados en busca de drogas por una unidad de la policía antinarcóticos tras una serie de denuncias anónimas (no se encontró nada). Más de 100 activistas fueron citados y enfrentan enormes fianzas o encarcelación. Todo esto busca silenciar las protestas y desviar la atención del problema real: la tala ilegal del último bosque prístino.

In the beginning, Camp for the Forest was just a few people in tents and a shabby barn in one of the villages in the middle of the forest. The next few months saw around 1,000 people coming to get involved, with some of them still on-site, now living in a former school building in another village. Throughout the whole period, self-organized Forest Patrols have been documenting illegal activities undertaken by the State Forest Authorities, to raise awareness of the general public and to provide evidence of lawbreaking. Photo: Gutek Zegier

En el comienzo, Campistas por el Bosque eran solo un puñado de personas en carpas y un granero en mal estado en una de las villas en la mitad del bosque. Al cabo de un par de meses, cerca de 1.000 personas llegaron para involucrarse, y algunas de ellas permanecen en el lugar, ahora asentadas en un viejo edificio escolar en otra de las villas. A través de todo el periodo, Patrullas Forestales auto gestionadas han documentado actividades ilegales llevadas a cabo por las autoridades del Bosque Estatal, para crear conciencia del público general y para proporcionar evidencia de los delitos. Foto: Gutek Zegier

Las acciones que ha emprendido el Bosque Estatal están rompiendo una multitud de leyes y regulaciones:

  • Como sitio del Patrimonio de la UNESCO, la mayor parte del área del Bosque de Białowieża está exenta de actividad forestal.
  • La tala intensiva sucede durante la temporada de crianza de las aves, resultando en la destrucción de múltiples nidos.
  • El Bosque de Białowieża es parte de la red EU-wide Natura 2000, y su plan de manejo pone a la madera en descomposición bajo una protección especial, la misma madera que ahora está siendo removida del bosque a gran escala.
  • El 27 de julio, la Corte de Justicia de la UE ordenó la detención inmediata de la tala; sin embargo, ha continuado. Es la primera vez que un estado miembro no respeta la orden de la corte. Como resultado, Polonia enfrenta severas multas financieras que impactarán a todos los ciudadanos; la decisión se tomará durante las próximas semanas.

Aunque el invierno se aproxima, el Campamento se mantiene en su lugar para continuar monitoreando y documentando todas las acciones ilegales, y trabajando para detener la tala. El objetivo es simple: proteger todo el Bosque de Białowieża como un parque nacional.

Un poco de buenas noticias, La Corte Europea de Justicia recientemente ordenó a Polonia detener la tala en el Bosque de Białowieża, un sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO que además está protegido por las leyes de la naturaleza de la UE, o enfrentar una multa diaria. De acuerdo a Politico EU: “Si Polonia es sorprendido infringiendo esta orden, la corte ordenará pagar a la Comisión una multa de al menos €100.000 diarios”.

Para más información y para involucrarte, por favor visita save-bialowieza.net. Para mostrar tu apoyo a Campistas por el Bosque y los otros defensores del bosque mientras siguen enfrentando acoso, multas, juicios y violencia física, firma esta carta abierta a los activistas. Para apoyar a Campistas por el Bosque con una donación, por favor visita su sitio en crowdfunding.  

Comments 0

Related Articles

« »